Solidaridad

 Movilización solidaria desde Granada.

 

10648560_361372634030419_2389255645218497447_o 10539178_361372380697111_1384746276927098955_o

 


CGT y Ecologistas en Acción se suman a la campaña “Stop Montajes Policiales”

 

También desde más allá de la provincia de Cuenca nos llegan comunicados de apoyo a las personas que serán juzgadas el próximo martes 23 a partir del solo testimonio de los policías implicados en el suceso de Cuatro Caminos. Las nota provienen esta vez del Secretariado Permanente del Comite Confederal de la CGT y de Ecologistas en Acción.

AP1130454Comunicado CGT

El próximo 23 de septiembre, en Cuenca, juzgarán a 2 personas, acusadas de resistencia y agresión a la autoridad en el transcurso de una manifestación en la que se exigía la puesta en libertad y la absolución de todas las personas detenidas durante la huelga general del 29M de 2012.

Estas personas se enfrentan a penas que suman 7 años de prisión y a multas que pueden ascender a más 17.000 euros. La fiscalía basa sus acusaciones tan sólo en los testimonios aportados por la policía, de tal manera que los cargos no se sustentan con pruebas documentadas sino sólo con testificaciones verbales.

Por todo ello, la Confederación General del Trabajo exige la libre absolución de esas personas y denuncia la estrategia de los “montajes y multas” como una práctica sistemática del Estado para criminalizar y estigmatizar a las personas que, legítimamente y haciendo uso de sus derechos, se defienden de los continuos ataques y agresiones contra los derechos individuales, sociales y ambientales por parte del Gobierno, la patronal y de los sectores más reaccionarios de la sociedad.

El sindicato CGT reitera el llamamiento a seguir saliendo a la calle a denunciar públicamente las políticas antisociales y el recorte de libertades, y exige el fin de las políticas autoritarias de represión y criminalización de las personas y colectivos que ansían una forma diferente de sociedad: más justa, más libre y más igualitaria.

CGT exige la absolución de las dos personas represaliadas de Cuatro Caminos- Cuenca y les expresa su solidaridad y apoyo. Así mismo llama a participar en la concentración de solidaridad convocada el próximo 23 de septiembre a las 11:00 h en las puertas de los juzgados de Cuenca.

Comunicado Ecologistas en Acción

Con motivo de la celebración el próximo 23 de septiembre en Cuenca del juicio contra dos personas por el mero hecho de participar en una manifestación en la cual se exigía la puesta en libertad inmediata y la absolución de todas las personas detenidas durante la celebración de la Huelga General del 29 de marzo de 2012, desde Ecologistas en Acción queremos mostrar nuestro apoyo a los compañero/as represaliado/as y nuestro total rechazo a la desmesurada actuación del Cuerpo Nacional de Policía. 

Estas personas se enfrentan a acusaciones de “resistencia” y “agresión” contra la autoridad, por las que la fiscalía pide una desmesurada pena de 7 años de prisión y multas que pueden ascender a más de 17 mil euros por el simple hecho de manifestarse en el ejercicio de un derecho básico. Al igual que ocurre en otras muchas partes del estado, las acusaciones y el montaje policial para sostenerlas es una completa farsa que no persigue sino la criminalización y desmovilización de los movimientos sociales más críticos con el actual sistema. Prueba de ello es que la fiscalía no ha podido basar sus acusaciones más que en los testimonios aportados por la propia policía. 

En Ecologistas en Acción denunciamos la ofensiva represiva que el actual gobierno ha puesto en marcha contra cualquier voz crítica con sus políticas antisociales, y que fundamentalmente se plasma en la nueva ley de seguridad ciudadana, conocida como “Ley Mordaza”, que recorta gravemente derechos básicos como el de reunión y manifestación, así como trama de los “montajes” como una práctica sistemática para criminalizar y estigmatizar a las luchas sociales contra un sistema capitalista heteropatriarcal que es incapaz de garantizar el derecho a una vida digna al conjunto de la sociedad. 

Por todos estos motivos y para que se haga realmente justicia, exigimos ¡LA LIBRE ABSOLUCIÓN DE TODAS LAS PERSONAS REPRESALIADAS!

 


 Baladre se solidariza con las represaliadas de Cuatro Caminos

Baladre, “una Coordinación de colectivos de la Península ibérica y norte de África, así como como colectivos y personas del cono sur americano, con diferentes sensibilidades, pero con una voluntad común: la de denunciar la desigualdad, el empobrecimiento y la exclusión en cualquiera de sus formas” tal como se definen a sí mismas, ha publicado un comunicado de solidaridad con las personas represaliadas de Cuatro Caminos en Cuenca.

CuatrocaminoscartelesComunicado

Manifestarse, concentrarse, mostrar disconformidad con este sistema social-político-económico descaradamente injusto, no debería ser objeto de persecución ni de represión, ni mucho menos de criminalización, sino que debería ser considerado legítima defensa ante los constantes agravios que los poderes nos infringen a diario. Sin embargo, una vez más tenemos que asistir a la bochornosa situación en la que estos poderes se ponen, al pretender castigar sin miramiento, sin piedad y sobre todo sin grandes argumentos, a dos personas que residen en Cuenca por el hecho de ejercer su libertad de expresión y opinión, así como de hacer uso de las calles para poner en evidencia hechos delictivos por parte del Estado y administraciones, en este caso además de evidenciar -como decimos- se solidarizaban por personas injustamente detenidas, lo que no podían imaginar era que este acto legítimo desde lo más puramente humano, iba a convertirse en un episodio siniestro para sus vidas y libertad.

Las gentes de Baladre, que les conocemos y queremos, no podemos dejar de manifestar nuestra completa repulsa ante los cargos que se les imputan y las penas que se les pretenden imponer: 7 años (entre ambas personas) de cárcel sin que existan antecedentes penales para ninguna de ellas y alrededor de 17.000€ de costes, algo inasumible por gentecita joven, precaria y /o sin empleo; la justicia y el sistema policial han emprendido con ellas un patético ejercicio de control fuera de lugar, a fin de mostrar hasta donde son capaces de llegar respecto a las personas con criterio y capacidad crítica, tanto en la ciudad de Cuenca como en tantas otras donde vemos a diario situaciones represivas carentes de toda lógica, a excepción de la capitalista controladora de vidas y sueños.

Hacemos un llamamiento a la solidaridad con las personas afectadas, en esta (como en todas) ocasión y sobre todo a las que se encuentren más cercanas a Cuenca para apoyar las distintas acciones que se realizaran, antes del día 23 –que tendrá lugar el juicio- en esta ciudad:

  • 13 DE SEPTIEMBRE A LA 19H EN CUATRO CAMINOS: MANIFESTACIÓN POR LA ABSOLUCIÓN DE LAS REPRESALIADAS DE CUATRO CAMINOS.  
  • 16 DE SEPTIEMBRE A LAS 19H CONCENTRACIÓN POR LA ABSOLUCIÓN DE ALFON: Nos sumamos e invitamos a sumarse a todo el mundo a la convocatoria internacional por la ABSOLUCIÓN DE ALFON.
  • 23 DE SEPTIEMBRE A LAS 11H EN LAS PUERTAS DE LOS JUZGADOS DE CUENCA: CONCENTRACIÓN POR LA ABSOLUCIÓN DE LAS REPRESALIADAS DE CUATRO CAMINOS

Más Información:
Enlace al Programa Radio “nosotras las personas” (Baladre) desde la Radio social y comunitaria: Radio Pimienta donde una de las personas afectadas narra los acontecimientos: http://audio.urcm.net/Nosotras-las-Personas-2014-03-18
Blog de la campaña: https://stop4caminoscuenca.wordpress.com/
Correo de contacto: stop4caminoscuenca@gmail.com


 

Comando Violeta y No-Pagamos Cuenca piden la absolución de los represaliados de Cuatro Caminos

Tras la manifestación que el sábado 13 recorrió la céntrica calle de Carretería de Cuenca para llegar a la puerta de la Subdelegación del Gobierno pidiendo la absolución de las personas represaliadas de Cuatro Caminos, nuevos comunicados de apoyo y solidaridad se suceden. En esta ocasión se trata del colectivo feminista Comando Violeta y de No-Pagamos Cuenca, conocido por sus informes de la deuda del Ayuntamiento de la ciudad.

AP1130451Comunicado Comando Violeta

Desde Comando Violeta, colectivo feminista de Cuenca, queremos manifestar nuestro apoyo a la compañera y el compañero que están sufriendo el caso más grave de represión que se está dando en Cuenca. Dos personas, totalmente pacíficas, que se están viendo envueltas en una situación completamente injusta, y que llevan dos años viviendo en la incertidumbre esperando un juicio para el que jamás deberían haber sido citadas.

Queremos exponer nuestro rechazo más absoluto ante la caza de brujas a la que nos estamos viendo sometidas las personas que hacemos por defender la justicia social en este país. Quieren asustarnos para que no alcemos la voz pero no nos van a callar. No dejaremos de luchar y de intentar fomentar la solidaridad entre compañeras. Por ello, hacemos un llamamiento para que se apoyen las acciones de apoyo convocadas para este mes:

– 16 de septiembre, 19h. Cuatro Caminos:

   Concentración por la absolución de Alfon.

– 23 de septiembre, 11h. Puerta de los Juzgados de Cuenca:

   Concentración por la absolución de las represaliadas de Cuatro Caminos.

Más Información: https://stop4caminoscuenca.wordpress.com/

¡Os queremos libres!

Nos tocan a una, nos tocan a todas.

Comunicado No-Pagamos Cuenca

El próximo 23 de septiembre serán juzgados en Cuenca dos jóvenes por manifestarse contra la represión. Desde el colectivo No Pagamos queremos denunciar la campaña de represión de los movimientos sociales en Cuenca en la que se inscribe este caso, pero queremos especialmente solidaridarizarnos con estas dos personas con la que la Injusticia parece querer cebarse.

La fiscalía demanda para ellas un total de siete años y medio de cárcel por atentado a la autoridad y daños a un autobús y 15.000 euros de costes. Lo ocurrido parece extraído de una antología del disparate: una manifestación contra la represión reprimida, un autobús que enviste contra los manifestantes, desconcierto entre éstos, la policía que carga contra sus propios infiltrados, un muchacho que intenta escapar del barullo y es inmovilizado por un policía de paisano, una chica que exige la identificación de los policías y es identificada ella misma y acusada por lo penal…

Todos sabemos que lo ocurrido en este país ha sido muy grave. Han querido ocultar una estafa monumental cometida por una minoría contra la mayoría de la población bajo el disfraz de una crisis. Los que cometieron la estafa pretenden usar a las fuerzas de orden público y a los tribunales de justicia como ejército privado para mantener su estafa indefinidamente. Y la gente hemos salido a la calle para decir que no, que no nos engañan más. Es por eso que la misma gente que hemos reconocido la estafa tenemos que estar del lado de las personas represaliadas, porque, a través de ellas, nos quieren hacer callar a todos para proseguir tranquilamente con sus negocios. No hay ninguna retórica cuando se dice que si reprimen a unas, nos reprimen a todas las personas que no queremos convivir con la iniquidad.

 



Solidaridad con las y los represaliados de 4 caminos

 El Comité Local de la Unión de Juventudes Comunistas de España en Cuenca quiere manifestar su apoyo a las dos personas que van a ser juzgadas en Cuenca el próximo día 23 de septiembre por manifestarse en Cuatro Caminos en apoyo a las detenidas tras la huelga general del 29 de marzo de 2012.

Estas dos personas, para las que se pide un total de 7 años de cárcel y más de 17.000 euros de multa, son acusadas de resistencia y atentado a la autoridad. Sin embargo parece ser que lo que ocurrió fue una carga policial que acabó con varios agentes de paisano golpeados por sus propios compañeros. Sólo así se explica que la acusación se base únicamente en los testimonios de la propia policía.

La UJCE en Cuenca también denuncia la cantidad de situaciones similares que se dan en otros lugares de la geografía española. Una auténtica oleada de represión contra activistas sociales y sindicalistas que pretende amedrentar a la clase obrera en la defensa de sus derechos y en el ejercicio de los mismos, y que nos devuelve a tiempos pasados, pre-constitucionales. Famoso es el caso de Carlos y Carmen, finalmente indultados gracias a la solidaridad de todo el país. Y también el de “Alfon”, el joven vallecano detenido en una huelga general. Pero también las y los multados por las protestas de la Plataforma de Sanidad de Cuenca bajo el burdo argumento de ser “sobradamente conocidos”, en un caso flagrante de burorrepresión.

Por todo ello, la UJCE en Cuenca llama a la participación en las dos concentraciones que han convocado las personas afectadas: martes 16 de septiembre a las 19h. en Cuatro Caminos; y martes 23 de septiembre a las 11h. en la puerta de los juzgados, en apoyo a las y los represaliados conquenses el día de su juicio. Y solicita su absolución en tanto que la acusación responde a un burdo montaje policial.


 

…ARTÍCULO DE ACTUALIDAD LOCAL…

Vandalismo de spray, por Joseandrés Guijarro Ponce

_grafitti12190Se acerca la Semana Santa, la única fecha capaz de llevar a los conquenses a ponerse una capucha tapando el rostro y acudir a una manifestación en contra de la tortura y la represión. Con tal motivo el Ayuntamiento se afana en publicar en los medios su esfuerzo por limpiar de pintadas la ciudad para “ofrecer al visitante la mejor imagen posible de Cuenca durante los días del año en los que más personas nos visitan”.

Una acción que lejos de ir, como pretende publicitar el Ayuntamiento, contra el mal gusto y con una finalidad estética, tiene una clara vocación represiva y de silenciamiento social. Porque la dictadura capitalista que bajo un burdo disfraz de democracia representativa y “estado de bienestar” asumimos los ciudadanos de todo occidente no se basa tanto en un control mediante la violencia expresa sino en un control estricto de la libertad de expresión y la información.

El pasado 3 de abril tuvimos la oportunidad de asistir en Cuenca a la charla de Javier Couso sobre la libertad de prensa y el control de los medios de comunicación convertidos sin pudor en herramientas de propaganda. Poco que añadir. Una clara disertación sobre como la transgresión controlada y el derecho a la discrepancia entre las opiniones de la Sexta o de 13tv, entre El País o La Razón, viene regulada dentro de un marco estricto controlado milimétricamente por los mismos dueños y los mismos intereses que hay detrás tanto de los medios “reaccionarios” como de los “progresistas”. La censura directa en estos casos suele ser innecesaria o permitirse el ser sutil, simplemente porque el estricto control económico (privado o institucional) suele ser suficiente para mantener calladas las voces que no ajustan su discurso al oficial.

Ejemplos para darnos cuenta de ello tenemos todos los días pero, sin duda, uno de los más flagrantes y descarados lo sufrimos el pasado 22 de mayo con el tratamiento ¿informativo? de las Marchas de la Dignidad, del silenciamiento periodístico de la concentración de dos millones de personas con unas reclamaciones comunes, y el altavoz prestado a unos incidentes violentos organizados y provocados desde la propia Delegación del Gobierno con el claro interés en criminalizar cualquier tipo de protesta frente al Régimen.

Una criminalización programada que les resulta necesaria cuando la gente, ante la imposibilidad de hacerse oir a través de los medios controlados por los “mercados” y las instituciones, recurre a hacerse oír de manera totalmente pacífica pero directa en la calle. Sobra también recurrir a los ejemplos que tenemos día si y día también. Sobra recurrir incluso a las últimas agresiones y detenciones en Madrid (todavía hay dos jóvenes secuestrados por los órganos de represión del Estado por los incidentes del 22M) o el reciente juicio a ciudadanos que intentaron hacerse oír ante el Parlamente catalán. Sobra porque incluso en nuestra ciudad, donde la protesta social raramente va más allá de los comentarios en la barra del bar, seguimos recibiendo durísimas e irregulares sanciones por las tímidas protestas frente a la Cámara de Comercio ante la visita del Director Gerente del SESCAM o frente el Campus universitario ante la visita de la “popular” Dolores de Cospedal. Donde dos compañeros siguen con la amenaza de multas desorbitadas y penas de hasta siete años de prisión por una tímida y pacífica protesta en Cuatro Caminos, precisamente contra la represión sufrida en Barcelona durante la anterior Huelga General.

Durante dos años, cualquier manifestación que no venga de la mano de CCOO-UGT, los comisarios oficiales del descontento social y encargados de que el desahogo no supere los límites adecuados, es dura y violentamente sofocada, repartiendo palos, detenciones y sanciones ya sea por gritar una consigna o desplegar una pancarta.

Se trata de una estrategia ilegal y antidemocrática de crear miedo a ser golpeado, detenido o sancionado por participar en cualquier manifestación pacífica si las consignas van más allá de las pactadas por los sindicatos del Régimen que busca acallar la voz dolida de la gente en la calle. Gente que, atemorizada por tales amenazas, se autocensura y limita a desahogar su frustración en el más apacible e inocuo mundo de las redes sociales. Sin embargo tampoco esto es permisible para el sistema. Con la burda excusa de la protección de los derechos de autor y la propiedad intelectual de los artistas, el gobierno lleva tiempo detrás de un control estricto de las redes y la información o las opiniones que se comparten por la red. Más aún, la censura y la represión de los gritos virtuales no son ya un futurible. El pasado febrero Alba Camacho, @albacorazonegro, era condenada a un año de cárcel por un comentario en twitter. Un simple ejemplo, pero una clara advertencia.

__grafitti12208Ante la censura de cualquier forma de manifestación no ha habido más remedio que recurrir a las camisetas, las pegatinas y las ochenteras chapas para, buscando las más inocentes vías de la mano del diseño y el humor, poder transmitir sin riesgos un breve mensaje de denuncia o de protesta. Ni con esas. Todos conocemos en nuestro entorno amenazas y sanciones en el trabajo por llevar determinada camiseta o poner una pegatina en la taquilla, identificaciones por pretender votar con una camiseta o una pegatina. La semana pasada conocíamos la victoria judicial de la primera profesora sancionada hace ahora tres años por lucir en Vallecas una camiseta verde con un slogan que acabaría siendo el diseño y dando color a la marea en defensa de la educación pública. Sin embargo, numerosas sanciones por el mismo motivo se han producido desde entonces, la última este mismo mes de marzo.

Por ello, dada la actual situación de represión total de cualquier forma de manifestación y crítica contra el sistema, parecería que queda el recurso del arte, ese último reducto del espíritu humano para vomitar las bilis de la injusticia.

Hace ya tiempo que el “mercado” del arte está tan deteriorado y corrupto como cualquier otra faceta de este sistema y el mismo concepto de “arte” está en continuo debate. Los garantes del orden no tienen ya ningún reparo en subirse al carro de la postmodernidad y avalar con fondos públicos expresiones que a la mayoría del “público” les cuesta calificar como artísticas. “Expresiones artísticas” poco ortodoxas que sin embargo tienen cabida en los circuitos oficiales siempre que cumplan dos requisitos básicos: ser susceptibles de especulación con la obra en cuestión y que el mensaje de esta no cuestione de manera incómoda el status quo económico y social del sistema que lo acoge. Para garantizar ambos requisitos es necesario un comisario institucional, que como en el casting madrileño para los músicos callejeros, determine qué es arte y qué vandalismo. Porque en todos los ámbitos la única distinción en la consideración entre arte y vandalismo por parte de los gobernantes es la existencia o no de control por su parte.

Tampoco tenemos que irnos muy lejos para entenderlo. Hace poco más de un año un pequeño grupo de “violentos okupas” comenzaban una ardua tarea de rehabilitación del abandonado edificio del sanatorio San Julián, claro ejemplo de las consecuencias del deterioro urbano y vecinal que trajo la especulación inmobiliaria (pero que estas parecen no molestar a nadie). Convirtieron un edificio abandonado, insalubre y claramente peligroso en un CSOA (Centro Social Ocupado y Autogestionado), “El Hospi”, donde, entre muchas otras actividades de claro interés social, se llevaron a cabo conciertos y exposiciones artísticas lejos de los “circuitos comerciales”. Por supuesto un peligroso ejemplo para los jóvenes de bien que dedican sus fines de semana en el hacer botellón en la Plaza de España y que había que desalojar de inmediato no fuese a extenderse. Tres meses de trabajo y sueños. Después desalojo, identificaciones y mentiras de la subdelegación del Gobierno a la prensa sobre supuestos comandos violentos. Nada nuevo. nada que no pase un día tras otro en una u otra ciudad. Ayer mismo la Corrala Utopía en Sevilla y hoy sin ir más lejos la Eskuela taller La Quimera, en Alcorcón.

Poco hay que hablar del control institucional del arte, dispuesto a consentir la transgresión artística, que tan buenos resultados le dio como válvula de escape en la movida de los ochenta, siempre que no ose cuestionar sinceramente los pilares económicos, sociales o religiosos del sistema. No es necesario lanzarse a búsquedas exhaustivas por las hemerotecas. Tenemos muy reciente la condena a dos años de prisión al rapero Pablo Hasel por atreverse a cantar unas letras que iban más allá de querer ser un bote de Colón para ser anunciado por la televisión.

El repaso es breve y escueto, sin intención alguna de exhaustividad (podríamos encontrar decenas de enlaces alusivos cada día), pero ilustra claramente la situación de esa libertad de expresión, tan “constitucional” como la misma monarquía y más antigua que la obligación al pago de la deuda por encima de cualquier otra prioridad. ¿Resulta, entonces, difícil entender que ante esta censura institucionalizada, y más allá de cualquier valoración artística, uno de los pocos lugares donde lanzar un grito de rabia o desconsuelo es una pared vacía donde rápida y anónimamente plasmarla con un bote de pintura? Por supuesto no entra en sus planes dejar el mínimo resquicio y están dispuestos en este caso también a criminalizarlo, censurarlo y eliminarlo.

No tiene mucho sentido entrar a comparar la calidad artística de las obras mostradas en nuestros más prestigiosos museos con las obras callejeras, o comparar de la Feito o Viola con la de Banksy, el madrileño LOSE o el granadino Raúl Ruiz todos ellos noticia reciente por sus problemas con la justicia a cuento de sus obras o sus actos vandálicos.

No creo que suscite mayor debate la afirmación de que bajo el nombre de pintada o graffiti podemos encontrar tanto verdaderas obras de arte como auténticas mamarrachadas. Ni más ni menos como en el interior de cualquier museo. Una calidad artística tan heterogénea como, afortunadamente, lo son sus mensajes. Y es este, y no otro, el aspecto clave del rechazo a cualquier expresión de arte urbano sin control institucional. Porque lo que les da miedo no es tanto la libertad artística sino la simple libertad de expresión.

Por eso no se trata de valorar la capacidad artística de quien quiere regalar a los demás su obra sin pretender entrar en el mercado especulador que decide qué es y qué no es arte. Ni se trata de debatir sobre lo acertado o equivocado de una afirmación escrita con mano temblorosa y vísceras encendidas. Se trata simplemente de dejar bien claro que cualquier grito de rebeldía más allá de la barra del bar o los cauces habilitados por el sistema opresor es puro vandalismo, violencia gratuita, terrorismo callejero, kale borroka en su estado más puro.

Podemos estar de acuerdo o no con los deseos expresados en algunas de las pintadas aparecidas en nuestras paredes. Podemos compartirlas, simplemente entenderlas o rechazarlas. Pero plantear la posibilidad o incluso el deseo de la muerte del responsable directo de tanta miseria no es violencia. Violencia es la consecuencia de su cleptomanía, de su corrupción, de su desprecio por la vida y la dignidad de los demás. Es esta violencia, esta sí que real, la única responsable del odio que dicta estos anhelos soñados en una simple pared. El mismo odio, que gracias a su violencia y pese a su férrea censura, acabará impregnando todas las expresiones artísticas.

No se trata por tanto de un debate sobre la legitimidad del uso de un espacio público, pues en tal caso mucho podríamos discutir sobre la proliferación de azulejos, también de dudosa calidad artística, alusivos a la semana santa sobre las fachadas de nuestras calles. Por no hablar de los numerosos vestigios franquistas que siguen ocupando espacios y edificios públicos incumpliendo la ley de memoria histórica y el más mínimo respeto a las víctimas del genocidio fascista.

Y no se trata de mera desidia o desinterés. La decisión de hoy mismo del Ayuntamiento popular de Reíllo de retirar las placas de la Calle José Modéjar, exalcalde del municipio, para volver a poner las de El Generalísimo evidencia claramente por qué seguimos teniendo tantos vestigios franquistas en nuestros espacios públicos y ejemplifica muy bien donde deberían estar las líneas rojas de lo que puede o no lucir en nuestras paredes.

No es tampoco un debate de crítica artística pues tendríamos que entrar también en la calidad de numerosos fondos museísticos que mantenemos con nuestros impuestos o de intervenciones arquitectónicas de mucho mayor impacto y, con frecuencia, incluso de peor gusto. Podríamos también traer el tapete sobre la idoneidad de los mensajes la megacartelería usada con motivo de los festejos taurinos, mucho más hiriente para algunas sensibilidades (no, evidentemente para la que se cree ser la única respetable) y cuya única diferencia es que, esta sí, paga sus debidos tributos a las arcas municipales (aunque luego de las arcas fluyan aun más fondos para financiar dicha cartelería y buena parte del mismo espectáculo en si).

Y no se trata de pura retórica la diferente sensibilidad hacia uno y otro “arte”. El pasado verano dos jóvenes eran detenidos por “customizar” unos carteles taurinos que, estos sí, contaban con el beneplácito de las autoridades. Carteles que cuando lo que transmiten es el rechazo a la privatización de la gestión del agua se convierten en actos sancionables de vandalismo. O que son rápidamente retirados de los puentes cuando el mensaje no es sobre una próxima boda de algún paisano (en cuyo caso permanecen días y días sin suponer ningún “riesgo”). Porque colgar un cartel también es ensuciar, dañar el espacio público y un acto vandálico en si mismo, por supuesto sancionable. Evidentemente dependiendo del mensaje del cartel.

Para el Ayuntamiento “las pintadas no son un problema de limpieza, sino de vandalismo” y exigen “tolerancia cero con quienes ensucian así nuestra ciudad”, intensificando los controles policiales contra estos violentos grupos terroristas y animando a los vecinos a la delación.

Y no, no es un problema de limpieza, efectivamente. Pero tampoco de vandalismo. Simplemente de censura institucional a cualquier voz crítica con el sistema, y eso es algo que las persecución y la amenaza de sanciones llevará a realizarlas rápidamente y sin pretensiones artísticas, pero no las evitará. Y el plan de limpieza intensivo llevado a cabo por el ayuntamiento de cara a la Semana Santa lo único que conseguirá es habilitar nuevos lienzos en blanco donde seguir gritando de forma anónima lo que es delito expresar abiertamente.

Me contaban recientemente de Librilla donde tras pintar de blanco una pared para tapar una determinada pintada, inmediatamente el autor volvió a escribir sobre ella “no hay suficiente pintura blanca en el mundo para tapar vuestras miserias”.

Pues eso.

Fuente: La Legra Negra.

 


Solidaridad desde Zambra Cuenca

http://cuenca.asociacionzambra.org/noticia/cuatro-caminos-stop-montajes-policiales

 


 Activismo solidario en el campus Universitario de Cuenca

Pancarta

Facultad BBAA Cuenca

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s